CEA

Switch to desktop

V Congreso Misionero Nacional - COMINA - Neuquén 2017

“Argentina en misión, el Evangelio es alegría”

El obispo de la Diócesis de Neuquén, Virginio Bressanelli, realizó hoy una conferencia de prensa junto  a obispos de la Patagonia para presentar el V Congreso Misionero Nacional, que se llevará a cabo en la ciudad de Neuquén, los días 18,19 y 20 de noviembre de 2017.

Bressanelli estuvo acompañado por el p. o. Joaquin Gimeno Lahoz de la Diócesis de Comodoro Rivadavia; el p. o. Fernando Croxatto, obispo auxiliar de Comodoro Rivadavia;  el p. o. José Slavy, prelado de Esquel y de la Diócesis de Neuquén, el p. Daniel Llorente, coordinador de la Comisión de Metodología y Temática del COMINA  2017.

“Aprovechamos a hacer esta conferencia hoy, ya que se están congregando en Neuquen los obispos de la Región, porque vamos a sesionar como grupo pastoral de toda la Patagonia, y es por eso que tenemos la presencia en esta conferencia  de quienes están encargados a nivel nacional de acompañar la vida misionera de la Iglesia, como es el caso de monseñor Croxatto, referente nacional de la pastoral misionera”, dijo Bressanelli.

“Para Neuquén, como Iglesia, es un momento muy especial y muy lindo esto de preparar el  Congreso Misionero Nacional, ya que es el primero que se realiza en la Patagonia; muchas veces se suelen realizar en el centro o en el norte del país, por la población de esas regiones y se aceptó hacerlo aquí porque es una región que cada vez está tomando mayor impulso”, explicó el obispo de Neuquén.

Por su parte, Daniel Llorente, se refirió a la organización de este congreso,  explicando  que el equipo está formado por una comisión general coordinadora y varias  comisiones encargadas de diversos aspectos como son la secretaría, economía, animación, liturgia, comunicación, ornamentación, música, metodología y temática, seguridad, alimentación, etc.”, y dijo que “es de resaltar que el equipo misionero local, asumió este gran desafío de organizar el evento, desde el año pasado y se está trabajando de manera coordinada entre las comisiones y también con los referentes nacionales de la Comisión Episcopal de Misiones”.

“Nos alegramos de poder compartir este evento, porque si bien es algo organizado por nuestra Iglesia, es algo que repercute en toda la comunidad. Las distintas comisiones están trabajando a la espera de que concurran alrededor de 1200 misioneros de todo el país, que se alojarán en casas de familia, a los que hay que organizarles el alojamiento y las comidas, como así también, se trabaja en los eventos masivos en el parque central, los talleres, las actividades culturales, etc.”, explicó Lorente y dijo que este evento es muy importante para la Iglesia neuquina, “pero también lo es para la Iglesia a nivel nacional y latinoamericano, porque justamente estos congresos están organizados en esos tres niveles y tienen repercusión universal, ya que la actividad esencial de la vida de la iglesia es ser misionera y su tarea es anunciar  lo que recibimos de Jesús, para que todos los sepan y lo conozcan”.

El p. o. Croxatto -miembro de la comisión Episcopal de Misiones por la región patagónica- se refirió a la importancia del congreso que “quiere renovarnos en esta consciencia misionera, que el papa Francisco traduce como la alegría del evangelio, que todos tienen derecho a conocer y, para eso, tenemos que llenarnos de este fuego, como decía Jesús, “vine a traer el fuego a la tierra y cuánto desearía que estuviera ardiendo”;  a esta llama tenemos que encenderla también permanentemente nosotros y esta actividad misionera tiene que abarcar toda tarea de la Iglesia, porque atraviesa todo; tendría que renovar todas las estructuras, tal como lo dice el Papa Francisco en la Encíclica Evangelii Gaudium, que nos convoca a la conversión misionera y pastoral; para poder hacer esto, venimos trabajando esta dinámica en todo el país y este congreso tiene por un lado, este objetivo de activar y renovar y encender el fuego de la evangelización y fortalecer a nivel diocesano esta tarea y, en segundo lugar prepararnos para el V Congreso Americano que en 2018 se realizará en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) y cuyo tema central será: La alegría del Evangelio, corazón de la misión profética, fuente de reconciliación y comunión; por lo tanto y como todo congreso,  se trata de buscar pistas de reflexión y profundizar este lema que se propuso”.

Lorente desarrolló los ejes temáticos diciendo que “a este congreso se viene con la voz de todos los misioneros, cristianos que están comprometidos públicamente y dan testimonio de su fe. Podemos decir que hay tres dimensiones de la tarea misionera: lo que cada uno vive en su realidad comunitaria; la de aquellos que hacen opciones particulares durante algún momento del año y van a trabajar a otro lugar dentro de la provincia o el país y, una tercera dimensión, que es la de quienes deciden salir fuera y se van a misionar a otra región del mundo. Los protagonistas de la tarea misionera de la Iglesia son los que van aportando las cuestiones que hay que compartir y reflexionar juntos, por eso, en este congreso los ejes temáticos o hilos conductores serán: cuál es la situación misionera de la Iglesia en la Argentina; cómo vivimos hoy la alegría de esta actividad misionera, que  debe estar marcada por la esa actitud como lo pide y como lo hace el Papa; porque cuando decimos evangelio, no hablamos de un libro escrito, decimos Jesús es el evangelio y entonces, hablamos de esos misioneros que están en diferentes lugares con una realidad muy difícil y compleja, con una vida cotidiana cargada de adversidades y contrariedades y, sin embargo, permanecen fieles a su tarea y lo hacen con alegría; ese es el testimonio trascendente de los cristianos; y el tercer eje del congreso es la tarea misionera en el aquí y ahora, donde estamos insertos, en nuestra realidad concreta, observar juntos qué parámetros deberían tener según prioridades y urgencias”.

Esos temas se desarrollarán a través de conferencias, testimonios, talleres, ponencias y trabajos en grupo.

Para finalizar, el p. o. Bresanelli dijo “recuerden que nuestra fe tiene que ser encarnada, porque viene de Jesucristo mismo que es Dios que sea hace hombre y se hace hombre en las realidades concretas de la humanidad -en todo igual a nosotros, menos en el pecado-; por eso, nosotros nunca pensamos la fe  al margen de los temas de la realidad, o de los problemas que hay que enfrentar, al margen de la sociedad en la que vivimos, porque la fe tiene que llegar a la personas concreta y le tiene que dar razones para vivir, para luchar,  para  esperar, razones para alcanzar esa vida en plenitud que es felicidad, que Dios quiere para todos. Lo social nunca está ausente, porque sería un anuncio desencarnado, entonces no sería un anuncio concreto al hombre y a la mujer de hoy. El anuncio de Jesús es de esperanza, una  propuesta de vida, un abrir horizontes. Jesús venció al mal ofreciendo el bien, y lo venció de una manera tan categórica que de lo más horrible que le puede pasar a alguien como es la traición de los más cercanos, lo que Él devuelve es la esperanza, en el perdón, en la vida, en la propuesta de una vida digna”  y agregó que la riqueza de la Iglesia cuando se encuentra es “que podemos compartir las realidades de cada uno, y como van a estar presentes las realidades de las 23 provincias, con alegría, con esperanzas y también con los sufrimientos de estas realidades, esa mirada  en la vida misionera de la Iglesia está muy presente y nunca falta”.

El lema que convoca a este congreso es: “Argentina en misión, el Evangelio es alegría”.


Neuquén, 2 de agosto 2017

Equipo de Comunicación del COMINA
Coordinador
Javier Castro: 2994207554
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.